Categorías
Blog

Estrategia para apostar a los dados

Sistemas para apostar dados

Las apuestas de cobertura. El sistema de apuesta de cobertura es considerado por muchos el menos beneficioso de todos, debido a que no arroja muchas ganancias, a pesar de que ofrece lo contrario. Las matemáticas evidencian, que sus dividendos no son mayores que si se opta por usar cualquier otro sistema.

Incluso, si se invierte en otro crap una cantidad mucho menor, las ganancias pueden ser similares e,incluso, mayores. Por este motivo, bien vale la pena no dejarse deslumbrar por cualquier ofrecimiento de ganancia. Es necesario evaluar y analizar los resultados para asegurarse de que se trata realmente de una buena oportunidad y una oferta justa.

Las apuestas Rothstein

Este sistema de apuestas de dados es muy popular entre los jugadores en casinos en vivo. Se ve influenciado por los resultados obtenidos. Es decir, si el jugador gana o pierde esto se verá reflejado en la cantidad de unidades que deberá aportar que, por supuesto, irá aumentando cada vez más.

Si el jugador pierde, la siguiente apuesta deberá ser del doble más uno, y así cada vez. Por lo que, la apuesta inicia en 1 unidad. Si se pierde aumenta a 3 y si pierde de nuevo, aumenta a 7. Si por el contrario el jugador gana, la siguiente apuesta se incrementa solo en 1 unidad.

Craps strategy

Las apuestas de vigilancia

Llamada también de paciencia, ya que el apostador deberá estar atento y observar los resultados obtenidos por otros jugadores, usando a su favor la buena racha de estos para obtener un beneficio en su apuesta. La apuesta mínima es de $500 y el objetivo es obtener $10 diarios.

La forma de proceder es esperar hasta que ocurran 4 apuestas exitosas consecutivas en la línea de pase y, en ese momento, apostar a no pasar. Los fanáticos de este tipo de apuestas afirman que existen grandes posibilidades de ganar, llegando a ser de 31:1, lo que representa que es posible lograrlo 31 de 32 veces.

Las apuestas calientes y frías

Este es un sistema de pase utilizado en la línea de apuesta, que consiste en aprovechar cuando el tirador está caliente o frío. La estrategia utilizada es, que si el tirador gana, se continúa apostando en la línea de pase, y si pierde se cambia a la apuesta de no pasar.

El objetivo es estar muy atento para dar con un jugador que se encuentre en una buena o una mala racha, y saber cómo apostar. Sin embargo, esta técnica tiene una falla, ya que las casas de apuestas llevan un control de las jugadas por lo que se complica la teoría de que sea una maniobra perfecta.